Para romper con las rutinas en la pareja te proponemos que te apuntes a unas clases de baile en Premià de Mar. Es una manera diferente de crear un vínculo de complicidad y sincronización nuevo, de empezar a hacer una actividad divertida que nos obliga, por un rato, a concentrarnos solamente en la persona que tenemos delante, a olvidar el teléfono y los problemas laborales.

Es una inversión de tiempo, más que merecida, en la relación tanto en gente joven como en personas más mayores. Está demostrado que bailar en pareja mejora notablemente la comunicación, la constancia y la superación entre ambos.

Las clases de baile en Premià de Mar nos están ayudando a hacer deporte y fortalecer nuestro cuerpo, pero de una manera divertida. Por lo que, además de la parte psicológica y terapéutica, tiene una parte física muy importante. Hace que te sientas más ágil, fuerte y joven, lo cual provoca que tu autoestima se vea totalmente reforzada.

No es una cuestión de llegar y ser los reyes de la pista. Como todo lo que se hace en equipo hay que trabajar, disfrutar, memorizar, sentir y expresar mientras sentimos el contacto visual constante de nuestro compañero, aprendemos a leer mejor su cuerpo para saber cuál va a ser su próximo movimiento, sentimos su cuerpo junto al nuestro, su mano acariciando la nuestra y el ritmo sale por todos los poros de la piel. Sin duda, el baile despierta un instinto de atracción sexual nuevo en la pareja.

Y es la excusa perfecta para dar el toque de atención y de envidia al resto de los invitados en cualquier fiesta.

Infórmate en Activat&s de nuestros nuevos cursos de salsa cubana una vez a la semana. Puedes venir solo o en compañía. Lo único imprescindible son tus ganas de pasarlo bien y dejarte llevar por la magia del son cubano.